martes, 10 de octubre de 2017

Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo | Reseña

¡Hola a todos!

Hoy os vuelvo a traer una reseña de esta mujer tan increíble. No os podéis imaginar la ilusión que me dio ver el libro en la librería. No lo veía por ningún lado, a diferencia de Todos deberíamos ser feministas y las otras novelas de la autora... y lo encontré un día de casualidad en El Corte Inglés. Estaba deseando tenerlo entre mis manos y poder leerlo ^^ No os he traído antes la reseña porque estaba pendiente de qué libro escogeríamos para la lectura conjunta de Adichie, así que ahora que está la cosa más clara os dejo que leáis mis impresiones de este ensayo tan perfecto.

Y bueno, ya aprovecho para deciros que el libro escogido para la lectura conjunta de Adichie es Americanah ^^ ¡Estoy deseando hacerme con él y empezarlo!

PD: Lo siento si divago un poco, jaja.


«En lugar de enseñarle a tu hija a agradar, enséñale a ser sincera. Y amable. Y valiente. Anímala a decir lo que piensa, a decir lo que opina en realidad, a decir la verdad. [...] Dile que, si algo la incomoda, se queje, grite.»

El feminismo empieza en la educación. Con su voz cálida y directa, Chimamanda Ngozi Adichie dirige esta emotiva carta a una joven madre que acaba de dar a luz. En sus quince consejos, reivindica la formación de nuestros hijos en la igualdad y el respeto, el amor por los orígenes y la cultura. Una invitación a rechazar estereotipos, a abrazar el fracaso y a luchar por una sociedad justa. Una bella misiva con reflexiones tan honestas como necesarias que conquistará por igual a madres, padres, hijos e hijas.
Aunque los dos ensayos de esta autora no siguen ningún tipo de continuidad y los podéis leer en el orden que queráis, os dejo aquí la entrada que le dediqué al primero que leí por si os interesa echarle un vistazo ^^




Este ensayo, a diferencia del anterior, no es una charla que haya dado la autora, no. Es su respuesta a una carta real de su amiga que le pide consejo sobre cómo educar a su hija recién nacida para que sea feminista. Ante esta propuesta, lo primero que piensa nuestra Adichie es que no lo sabe. No sabe cómo llevar a cabo esa tarea pero sí sabe un rato sobre el feminismo y, partiendo de ahí, saca quince sugerencias básicas y que están presentes en nuestro día a día para formarnos en este tema. No voy a detenerme en cada una de ellas porque para eso, es mejor que las leáis por vosotros mismos, pero sí me gustaría centrarme en las que más me llamaron la atención.

Adichie parte de la idea de lo que son sus dos Herramientas Feministas. Realmente, la primera es más bien un hecho: todos somos igual de importantes en todas las situaciones posibles. La segunda, se basa en la premisa si una situación sería igual si invirtiéramos los roles de género. ¿Fácil, no? Es importante que asimilemos esta segunda herramienta. Adichie pone un ejemplo que no me hubiera esperado en este contexto porque realmente nunca me había planteado que hubiese desigualdad (aunque sí otras cosas, claro está). Para mí, ese ejemplo tan simple significa replantearte por completo tu relación con los demás. Me atrevería a decir, que incluso funcionaría en muchos otros ámbitos de la vida. Pero bueno, no quiero andarme por las ramas con esto.

Y es que Chimamanda no solo nos anima a creer en la igualdad, sino a creer en nosotros mismos, que somos seres humanos y que no estamos aquí para hacer lo que los demás quieren que hagamos, sino para ser felices con nuestros gustos, trabajos y decisiones. Este, señores, es el primer paso para iniciarte en el feminismo: ser conscientes de que no somos ni más ni menos que nadie y no somos perfectos. Somos únicos, merecemos respeto. Y aquí, en esta equidad, se incluye el cuidado de los hijos por parte de ambos padres, el rechazo a que haya tareas o actividades de chicas y otras de chicos, a no caer en los estereotipos de género.

"Dile a Chizalum que las mujeres no necesitan que las reverencien ni las defiendan; solo necesitan que las traten como a seres humanos iguales."

Y aquí añado yo: entiendo que Adichie se centre en el punto de vista de las mujeres que están menospreciadas, en situaciones en que los hombres se consideran superiores. ¿Pero no sería más acertado decir que todos nos merecemos un trato igualitario? Quizás sea un error mezclar el rechazo social con el feminismo aunque, a fin de cuentas, el feminismo sale de un tipo específico de rechazo, aunque no puedo evitar pensar en esas situaciones en la que algunos hombres también son marginados y menospreciados.



No creo en el feminismo solo por ser mujer y por querer aportar mi granito de arena cuando pueda para mejorar la situación actual, sino porque me gusta que me tengan en cuenta por ser quien soy sin tener en cuenta mi género. No tenemos por qué gustarle a todo el mundo, eso está claro y es ley de vida,  pero sí debemos mantener nuestra identidad, tal y como nos dice la autora. Siempre he creído en el respeto mutuo: cada uno tiene sus opiniones, gustos, su forma de ser. Pueden ser completamente contrarios a los míos y eso está bien siempre y cuando no intente pisotearlos solo por llevar ellos la razón.

Ya vuelvo al libro, que me voy del tema. Chimamanda tiene mucho que decir y mucho que enseñarnos. Creo que es un gran ejemplo a seguir y que no se anda con rodeos: dice las cosas como son sin caer en un feminismo extremo (no me gusta utilizar el término "hembrismo") que solo desvirtúa esa igualdad por la que luchan cada día tantas personas, hombres y mujeres, todos juntos. Porque, al fin y al cabo, de eso se trata, de concienciar al mundo, desde los más pequeños a los más mayores de que muchas personas viven este tipo de desigualdades y que estas no se deben tolerar. Debemos creer en nosotros mismos como personas, individuos. Lo valemos todos por igual y no hay más que hablar.

Sobra deciros que ha sido una lectura de 10.



¿Vosotros lo habéis leído?
¿Qué opináis del tema?

Espero vuestros comentarios con mucha ilusión ^^

¡Un abrazo!



12 comentarios:

  1. ¡Huooola!
    En mi vida he leído una novela de este género, ya que nunca me han atraído, y aunque me alegro de que te haya gustado tanto, no es algo que me compraría... para ser sincera. Puede que algún día cuando me de la venada se lo pida a algunx amigx, ya que seguro que alguien lo tendrá.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo tampoco suelo leer ensayos pero créeme cuando te digo que estos merecen la pena ^^

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. La verdad es que deberían de haber más libros así. Libros que hagan abrir las mentes. Además, me gusta mucho que no caiga en extremos y recalque la igualdad porque como tu bien has dicho, somos individuos a los que habría que juzgarnos por igual.

    ¡SE MUUUUUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 😊😊💛!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Esa es una de las razones por la que admiro tantísimo a Adichie. No es para nada opresiva ni dice que tienes que hacer las cosas de tal o cual forma porque si no ya estás apoyando al patriarcado y bla, bla, bla. Ella nos anima a ser fieles a nosotros mismos, con lo que queremos y con lo que no. Y, por supuesto, a considerarnos iguales a todos los demás ^^

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Hola!
    No he leído nada sobre este tema, y debería porque nunca estamos suficientemente informados, así que si me encuentro el libro en librerías no dudaré en comprarlo y leerlo a ver que tal :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Por eso mismo los compré, porque quería estar mejor informada y, sobre todo, porque quería informarme bien: nada de opiniones extremistas ni distorsionadas.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola,

    Este es uno de mis pendientes. De esta autora sólo he leído Americanah, que está muy bien, pero profundiza más en la temática racial que feminista. En cuanto lea Todos deberíamos ser feministas, le caigo a este. Que bueno que te haya gustado tanto, gracias por compartir tu opinión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegra oír que te gustara tanto "Americanah", y más teniendo la lectura conjunta tan cerquita *-*
      El tema racial también me interesa bastante. Creo hay que combatir el racismo con la misma fuerza que el machismo.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Solo me pasaba a decir que me llevo el libro apuntado y me encanta su precio jajaja. Combo ideal. Me has convencido con este tipo de lecturas la verdad. Le voy a dar una oportunidad. No sé cuándo pero caerá segurísimo ^^
    ¡Besotes!
    PD: voy a leer tu última reseña :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡BIEEEEN!
      Me alegro de que te haya llamado la atención :D De verdad que merecen mucho la pena ^^

      ¡Un besazo!

      Eliminar
  6. ¡¡Hola!! Yo me leí este libro y la verdad es que me pareció ideal. Chimamanda dice cosas que, aunque son bastante obvias, a menudo las madres (y los padres) suelen pasar por alto. ¡Y además es tremendamente divertido! Coincido contigo en todo al 100%

    Un besito

    Alejandra - Creando Océanos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Sí, son un poco obvias, tan obvias que a veces no nos detenemos a pensar realmente lo que significan. Por eso me gusta tanto ^^

      ¡Besos!

      Eliminar

¡Hola!

Si has llegado hasta aquí, me encantaría que dejaras un comentario para conocer tu opinión ^^
Así ayudas a que mi blog crezca y a mí me das una alegría :D

¡Un abrazo!