martes, 26 de septiembre de 2017

La elegancia del erizo | Reseña

¡Hola errantes!

¿Cómo estáis? ¿Bien? Yo bastante nerviosa, me voy mañana y todavía no he hecho las maletas... Todavía no he empezado el máster y ya me ha dado unos cuantos disgustos, así que espero que al final resulte una buena experiencia. Para colmo, el otro día borré sin querer tooodas las fotos del blog. Sí, más torpe y no nazco. Así que llevo un par de días entretenida en volver a ponerlo todo como estaba (o casi) y por eso no he podido subir. Creo que lo he solucionado pero si veis algo raro, avisadme y lo cambio ^^

En fin, hoy os traigo la reseña de la última lectura que hice para un curso. La estaba reservando especialmente para el final porque pensé que era la que más iba a gustarme y no me equivoqué pero tampoco acerté. Me ha costado un poco cogerle el ritmo y meterme de lleno en la historia, pero al final... Bueno, mejor os lo cuento en la reseña ;)




En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.

Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida. 


¿Qué pasa cuando finges ser otra persona? ¿Y cuando sabes a ciencia cierta que no puedes evitar cambiar tu vida? Esto es lo que les ocurre a nuestras dos protagonistas. La elegancia del erizo está narrado en primera persona por dos personajes: Renée y Paloma, aunque predominan los capítulos de la primera. Tiene un trasfondo muy filosófico y con un lenguaje muy culto. Creo que esto fue lo que hizo que me costara tanto arrancar: mi mente no está preparada para tantas teorías enrevesadas, jajaja. No, ahora en serio. Cuesta un poco pillarle el ritmo pero no es imposible. Eso sí: cansa. Cansa mucho así que, si queréis leerlo, haceos a la idea de que es uno de esos libros que necesitan su tiempo para asimilar todo lo que te quiere transmitir y disfrutarlo al máximo. No seáis tan brutos como yo, que me lo quería ventilar en poco tiempo y acababa con la cabeza hecha un bombo después de cada lectura (no hagáis esto en casa, niños).

Renée es la portera de un edificio de ricos. Cincuentona y viuda desde hace 15 años. Finge ser una paleta cuando realmente es una persona culta y que le encanta el arte y la literatura. Sobre todo, le encanta el cine japonés, la literatura rusa y beber té de jazmín con su amiga. Su forma de narrar es más bien sarcástica e irónica. No deja que los demás se acerquen emocionalmente a ella realmente hasta que conoce al simpático Kakuro. Me encanta cómo describe a sus vecinos y cómo intenta pasar desapercibida entre ellos. Al contrario de lo que pueda parecer, el libro tiene su gracia en ciertos momentos.

Paloma, en cambio, a su corta edad y demasiado lista para su propio bien, ya piensa en el suicidio como la única opción de escapar de una vida anodina y sin sentido. Sí, os podréis imaginar mi cara de pasmo y horror cuando Paloma deja entrever sus intenciones. Con este personaje tengo sentimientos contradictorios: es muy difícil comprenderla y también me daba mucha rabia cada vez que contaba sus planes. En serio, no paraba de preguntarme cómo ha llegado esa niña a contemplar esa opción y por qué esos padres son tan imbéciles. Porque sí, porque su familia es para echarle de comer a parte. Lo único que no me cuadra es que tiene un lenguaje excesivamente elevado para su edad. A ver, que vale que se supone que es una niña muy pero que muy lista, pero su forma de narrar a veces me parecía hasta más culta que la de Renée. Habla como un adulto y es escalofriante.

Y luego está el adorable señor Ozu, el nuevo vecino que tiene a todas las cotillas del edificio desconcertadas. No os quiero contar demasiado de él para no desvelar otros aspectos de la trama. Solo os diré que es un personaje clave y que le pondría una medalla.

Realmente, no hay una trama que se vea claramente. Casi todo el peso del libro está en las ideas, pensamientos y reflexiones de los personajes, en su día a día, sus experiencias y relaciones con el resto de personajes. Lo que más me ha gustado es que aprendes algo en cada capítulo y que se nota perfectamente en la evolución de las protagonistas y cómo cambia su forma de narrar (al menos a Renée, el cambio de Paloma es muy sutil y solo se ve al final). La mayor parte del libro tiene un tinte bastante pesimista pero siempre hay algún elemento que te hace apreciar esas pequeñas cosas de la vida que nos alegran el día.

¿Qué más os puedo decir? ¿Os parece un libro de esos que te dejan con una sonrisa en la boca? Pues, sí y no. Sí, te deja con una sonrisa en la boca cuando nuestras protagonistas están felices, cuando dejan caer sus muros y parece que todo va a ir bien. ¿Y por qué dije antes que no? Porque es de esos libros que no contento con destrozarte el corazón, te desgarran por dentro. Es injusto, muy pero que muy injusto. Si os digo la verdad, cuando lo terminé, me quedé un rato mirando al techo sin poder creérmelo.


Os lo recomiendo, mucho. A menos que no queráis sufrir (jajaja, es broma). Merece mucho la pena, de verdad os lo digo. Se aprende algo en cada capítulo y te hace ver las cosas de distinta manera. A mí, si no me ha cambiado, me ha dado qué pensar y darme cuenta de muchas cosas (para bien, claro está). No le pongo las 5 estrellas por la narración ligeramente complicada que tiene.

¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece el nuevo diseño? Sigo cambiando cosas de vez en cuando... Lo sé, soy demasiado indecisa xD

¡Un abrazo enorme a todos!

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Acabo de encontrar tu blog y ya te sigo, espero pasarme más por aquí ^^ (Por cierto, me encanta el diseño)
    Espero que empieces bien el máster, yo a acabo de empezar la universidad, y tampoco va tan mal jajaja
    Respecto al libro la verdad es que no es muy de mi estilo, y no creo que lo lea, aunque me alegro de que hayas disfrutado tanto de él.
    Te envío mi buena suerte desde aquí (aunque no tengo mucha, la verdad)
    Besos y nos leemos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Bienvenida al blog, ¡me alegro de que te guste! :D
      Gracias por los ánimos, espero que te vaya bien en este primer añito de universidad ^^
      Bueno, otra vez será ^^
      ¡Nos leemos pronto!

      Eliminar
  2. Hola Mari ^^
    Ay espero que todo vaya bien con el Máster y el cambio de ciudad. Vaya que no es fácil pero date un tiempecito de adaptación y seguro que todo va sobre ruedas. Además, dicen que cambiar de aires siempre es bueno.
    Respecto al libro no sé... no me termina de convencer. No me van esa clase de historias que parecen ir a su aire. Cuentan cosas pero no hay una especie de guión. El tipo de narración no ayuda. Seguro que iría leyéndolo poco a poco, alternándolo con otros y al final lo olvidaría. Me ha pasado con otros y ahí se han quedado los pobres.
    Eso tiene la literatura, que hay de todo y para todos ^^
    Me alegro de que te haya gustado :)
    ¡Besotes!

    PD: el diseño va muy bien y poco a poco, sin prisas oye. Así vas probando cómo queda :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nai!

      La verdad es que a veces se me hace un poco cuesta arriba pero no me queda otra XD
      Yo la verdad es que esperaba otra cosa del libro. Al final me acabó gustando y eso es lo que cuenta ^^ Aunque mi cerebro creo que echó humos de las cosas tan enrevesadas que contaban a veces, jaja.

      ¡Un besazo!

      Eliminar

¡Hola!

Si has llegado hasta aquí, me encantaría que dejaras un comentario para conocer tu opinión ^^
Así ayudas a que mi blog crezca y a mí me das una alegría :D

¡Un abrazo!