jueves, 27 de abril de 2017

Hablando de... Dr Jekyll y Mr Hyde

Seguro que todos conocemos, al menos de oídas, la famosa historia de Stevenson Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Bien, sabemos que Jekyll, al tomar una poción, se convierte en Hyde. Pero, ¿por qué iba a querer un hombre respetable convertirse en una versión de sí mismo más degenerada y violenta que no para de causar problemas? Hoy os lo cuento todo.



Dr Jekyll y Mr. Hyde (1886) se publicó en un contexto de miedo y paranoia social, por llamarlo de alguna manera. Las personas tenían miedo de la degeneración física y moral provocado por "males sociales" como la prostitución, la homosexualidad y, en general, dejarse llevar por las pasiones y los instintos en vez de por la razón. Además, durante el silgo XIX se empezaron a realizar estudios de antropología, psicología, frenología (relaciona los rasgos faciales con la personalidad de las personas) y, como no, destaca el famoso psicoanálisis de Freud. 

En esta época, la clase alta estaba envuelta en un ambiente de secretismo y misterio. Al ser considerados como un modelo de vida respetable, se veían forzados a reprimir sus instintos y deseos. Y aquí no hablamos ya solo de la opresión sexual de la mujer: todos debían obedecer las normas sociales para mantener su imagen y su posición privilegiada. Como os podéis imaginar, toda la frustración, furia e incluso enfermedades mentales provocadas por la represión del deseo han quedado perfectamente reflejadas en la literatura. 

Stevenson, en su novela trata precisamente este tema a través de la representación de la dualidad de la esencia humana. Esto quiere decir que no estamos únicamente movido por nuestras pasiones o nuestra razón, sino que los humanos somos una mezcla de sentimientos e impulsos contradictorios y que debemos encontrar el equilibrio entre ambos. La idea más básica de esta dualidad es la del bien y el mal: uno no existiría sin el otro. Y de esto trata precisamente el experimento de Jekyll: intenta separar lo que en términos freudianos serían el id y el superego. El id es el inconsciente de la persona, donde se encuentran sus necesidades y deseos y, por tanto, relacionada con todo lo que tiene que ver con lo primitivo, la sexualidad, la violencia reprimida, etc. En cambio, el superego es esa parte de la persona que se ocupa de razonar lo que está bien y lo que está mal y la que produce el sentimiento de culpa. Está claro quién es quién, ¿no?

Nada más que con el nombre de sus personajes, Stevenson nos da varias pistas: 

Jekyll  =  Je kill  =  yo mato
Hyde  =  hide  =  esconder

Jekyll tiene un secreto. Hay algo que esconde y que en ningún momento dice. Por eso, intenta "asesinarse a sí mismo", erradicar esa parte maligna e irracional de su ser para quedarse solo con su "yo" racional. Pero al final, eso que mantiene escondido es parte de él y es lo que hace que se sienta libre de las restricciones de la sociedad cada vez que se transforma en Hyde. La mayoría de los críticos dicen que aquello que quiere reprimir es su inclinación por los hombres. ¿A que eso no os lo esperabais? En el libro no se hace ninguna referencia a este tema, pero sí es verdad que, sabiéndolo de antemano, quizás podamos entrever algo. Por ejemplo, la forma en la que Mr Utterson, amigo íntimo de Jekyll y narrador de la mayor parte de la novela, describe su relación con él puede parecer un poco homoerótica; y también en algún momento se menciona que Hyde (o Jekyll, no lo recuerdo bien) frecuenta una parte de la ciudad conocida precisamente por un tipo de actividades nocturnas poco respetables. En fin, el caso es que este clásico habla de los efectos de intentar separar estos dos componentes de la naturaleza humana. Si queréis saber cuáles son, tendréis que leer el libro ;)

Cuando lo leí por primera vez me decepcionó un poco, la verdad. Esperaba algo más impresionante, pero este año lo volví a leer para clase y me encantó. Es más, una de las cosas que más me han gustado de estudiar este clásico es darme cuenta que, para los ingleses del siglo XIX, Jekyll y Hyde eran personas distintas. Me imagino perfectamente sus expresiones de horror y sorpresa al darse cuenta de que esas dos naturalezas tan distintas podían encontrarse en un único hombre

Bueno, creo que esto es todo lo que os quería contar sobre la novela de Stevenson ^^ Espero que la entrada os haya servido de ayuda para comprender mejor a estos dos personajes y que, si no la habéis leído, le deis una oportunidad ahora que sabéis el trasfondo de la trama. Como punto extra, os diré que es una historia muy cortita. En mi edición (foto de la derecha), el relato apenas ocupa 80 páginas y se lee en una tarde, así que no tenéis excusa para no conocer este libro tan maravilloso jaja.

Como siempre, os espero en los comentarios con mucha ilusión ^^


11 comentarios:

  1. Al igual que tú, este libro lo tuve que leer cómo lectura obligatoria el año pasado. A mí me encantó desde el primer momento en que lo leí. Es más, recuerdo que aquel día lo leí varias veces...:-) Aunque es cierto todo lo que cuentas sobre Freud y su teoría y demás cosas, a mí lo que me fascina más es la historia en sí ya que tengo la costumbre de que cuando leo no tengo la costumbre de pensar en qué cosas de su época se ha basado el escritor para escribir su novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he enrollado mucho en el comentario... :$ En pocas palabras, a lo que me refiero es que soy un poco pasota en cuanto a preocuparme por buscar el contexto en el que se basa el libro. :-) Prefiero pensar que todo es imaginación del autor, aunque, como en este caso no lo sea.

      Eliminar
    2. ¡Hola! Bueno, cada uno tenemos nuestra forma de disfrutar los libros ^^ A mí, cuando leo un clásico, me gusta saber cosillas del contexto y tener una idea de los temas que realmente trata la novela para entenderla mejor. Así creo que le saco mucho más partido a la lectura y, además, me encanta conocer esos detalles de la época ^^

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Estoy pensando en leerlo otra vez tras haber leído tu entrada. Creo que la primera vez que lo leí no lo valoré lo suficiente (justo lo que te pasó a ti). Así que creo que será una de mis relecturas de este año gracias a tu hermosa entrada.
    ¡Saludos! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! La verdad es que con lo cortito que es merece la pena leerlo después de saber un poquito más de qué trata realmente. Espero que esta vez lo disfrutes más ^^

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. ¡Hola, Mari! ^^

    ¿Qué tal? ^^ ¿Una semana muy larga? Espero que no ^^ Yo la verdad es que no me quejo :D Aprovecho para volver a darte las gracias por haber hecho esta reseña y, sobre todo, por haberte pasado por mi blog a comentármelo - después de mil años por fin me había puesto a contestar comentarios xD
    Vamos por partes. Me ha encantado tu reseña :) El hecho de que incluyas el contexto histórico hace que el libro pinte todavía mejor. Recuerdo que cuando iba a clases de literatura - en serio, eran geniales :D -, me gustaba leer el contexto antes de zambullirme en los libros (los pocos) que nos mandaban :) Así que en ese aspecto me ha parecido francamente interesante que nos ubiques. Lo que comentas de la frenología se estudia en la carrera de psicología y, ciertamente, Freud era un hombre curioso.
    Me parece realmente original el hecho de que el autor quisiera partir a una persona en su lado racional y el lado de, digamos, los instintos. Alguna vez he comentado con una amiga que ella siempre intenta verlo todo desde la perspectiva racional y yo por norma general me guío por las emociones; así que sí: ¡qué ganas de leer el libro para ver cómo trata el autor el asunto!
    No puedo imaginar hasta qué punto se "desmadra" Mr. Hyde. Me ha maravillado la pequeña aportación que hacen los propios nombres. ¡Si ya dicen que los nombres tienen mucho poder! ;D
    Una reseña muy completa, me has dejado con los dientes aún más largos. ¡Por cierto! Ahora sí que voy a leer la obra ^^
    ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegro de que te haya gustado la entrada :D
      A mi también me gusta mucho conocer un poco el contexto para situarme y poder ver similitudes con la novela y en qué se basó el autor. Eso enriquece mucho la lectura y se aprenden cosas bastante interesantes :)

      Y sí, coincido contigo en que las clases de literatura son maravillosas si te las da un buen profesor *-* Yo las echo de menos la verdad, pero los exámenes y los trabajos no jeje.

      El libro en sí no da muchos ejemplos de lo que hace Hyde. Me hubiera gustado que estuviese escrito desde el punto de vista de Jekyll y que entrase en materia por derecho, pero aun así merece mucho la pena. Ya te digo, la primera vez que lo leí me sentí un poco decepcionada porque esperaba mucho más y con la segunda lectura cambié completamente de opinión :)

      ¡Un beso e igualmente!

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Aun no he leído esta famosa historia y no puede ser. Se que me va a encantar y nunca me animo. A ver si pronto soluciono eso :)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta :) Además es muy cortito jeje.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Nunca he leído este libro y no creo que lo haga nunca jajaj
    Besos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, porque de verdad está muy bien. Pero bueno, para gustos colores ^^ ¡Gracias por pasarte!

      ¡Un beso!

      Eliminar