miércoles, 14 de febrero de 2018

Book tag #13 | Novios literarios


¡Hola mis lectores errantes!

Antes que nada, quería pediros perdón por no haber estado muy atenta al blog estos últimos días. La semana pasada fue bastante caótica y no me dio tiempo hacer casi nada. Así que esta me propongo ponerme al día con el blog poquito a poco y empezar a acostumbrarme a mi nueva rutina :)
Aunque no os haya respondido, he leído vuestros comentarios, sois un amor *-* Para los que me preguntáis por las prácticas, de momento me va bastante bien ^^ Ya me voy habituando a la forma de trabajar de la empresa y cada vez hago cosillas más importantes. Vamos, que no me puedo quejar, jeje.
Más noticias, la presentación de mi libro fue bastante bien :) Estuve entre amigos y familia así que no pude estar más cómoda ^^ Más abajo os dejaré el link donde podéis comprarlo, por si os interesa ;)

Y ahora sí que sí, vamos a hablar de libros que para eso estamos aquí :D Peeero como hoy es un día algo especial, quería desearos un feliz San Valentín ^^ No importa si lo celebráis o si no, ni con quién (he llegado a celebrarlo con mi hermano viendo The Walking Dead y me encantaba). Lo importante y lo que nos une es el amor por los libros. ¿Y qué mejor manera de celebrar este día con vosotros que con un book tag muuuy interesante y llenito de crushes literarios? ;)




1. Novio más romántico

Oliver, de Tu nombre después de la lluvia. Es el primero que se me ha venido a la cabeza porque tengo el libro bastante fresquito. Si estuvisteis atentos a mis stories de IG (y habéis leído la reseña que hice del libro), seguramente recordaréis que un poco más y me veis revoleada por el suelo mientras se me caía la baba y me derretía de amor.

2.  Novio ''bad boy'' con un lado bueno oculto

Artemis, de Artemis Fowl, uno de mis crushes de juventud. Al principio de la saga el niño tiene 12 años . Es listo como un demonio y encima rico. ¿Y para qué utiliza su mente prodigiosa? Para robar. Se ve que está aburrido y no tiene otra cosa que hacer. Y claro, cuando se entera que existen hadas y criaturas mágicas en el subsuelo, intentará sacar provecho también de ellos. Al avanzar la historia, vemos que el joven Artemis ha crecido, que su forma de pensar y ver las cosas de manera distinta. obviamente me quedo con el Artemis mayor, jajaja. Es un chico malo, sí, pero divertido y con su corazoncito :) Por cierto, a ver si puedo releer pronto esta saga porque me gustaba muchísimo, me reía un montón y nunca llegué a acabarla. 



3.  Novio Paranormal

Afuf, de estos tuve unos cuantos, sobre todo durante el boom de Crepúsculo. Pero bueno, voy a ser más rebuscada y voy a decir Arkarian, de la trilogía Los guardianes del tiempo. De estos libros ya os he hablado también alguna que otra vez. Me marcaron mucho cuando empecé a leer fantasía y este chico inmortal de pelo azul eléctrico y ojos violeta no iba a ser menos ;)

4. Novio en la "friend zone"

¿Pero qué clase de pregunta es esta? Si es novio, un crush, cómo va a estar en la friend zone? Pero bueno, aquí voy a deciros un personaje que muchos ya conoceréis: Arthmael de Sueños de Piedra. Por muy picarón que sea (también con su corazoncito, hay que decirlo), creo que me lo pasaría mejor con él como amigo que como novio.

Ilustración de Lehanan Aida


5. Tu alma gemela

Va por épocas, jajaja. Ahora mismo el crush por excelencia sería Jamie, pero que sea el que más me gusta no significa que sea mi media naranja (por desgracia, jeje). Mi alma gemela sería alguien tipo Levi (Fangirl), Jonás (Las Crónicas de la Torre) o Shail (Memorias de Idhún).



6. Novio con el que te fugarías

Con cualquiera de los anteriores... y los siguientes, jajaja. Voy a repetir y escojo a Shail porque ya puestos a fugarme, me voy a otro mundo lleno de magia y criaturas maravillosas, con tres soles y tres lunas ;)

7. Novio con el que te gustaría estar atrapado en una isla desierta

Jamie, Jamie y mil veces Jamie. Y por dos buenas razones. Primero, porque es muy apañado. Está acostumbrado a dormir en medio del bosque, en cuevas y sin mayores lujos. Vamos, que sabe manejarse bien en este tipo de situaciones. Segundo... Si habéis leído Viajera lo entenderéis, ejem, XD

Es mi debilidad, lo sabéis.



8. Novio más badass

Kvothe, de El nombre del viento. Este chico es un máquina, se mire por donde se mire. Además, me despierta mucha ternura por todo lo que le pasa y lo mucho que se esfuerza por salir adelante. Necesita unos buenos achuchones, he dicho, jeje.


. . .

Y esto es todo por hoy, corazones ^^ Ahora quiero que me contéis quiénes son vuestros novios/as literarios/as :D

No me quitéis a los míos, ¿eh? JAJAJAJ es broma :P

Dos cositas más:
No sé si podré seguir publicando dos entradas a la semana aunque yo lo quiero intentar ^^ De todas formas, os iré avisando.
Y os dejo por aquí el enlace a la página donde podéis comprar mi libro, tanto en papel como en formato digital. Si os animáis a leerlo, mandadme un mensajito o algo, que yo lo sepa y esté pendiente a vuestras reseñas, comentarios o lo que queráis :)


viernes, 9 de febrero de 2018

Tu nombre después de la lluvia, Victoria Álvarez | Reseña

¡Hola errantes!

Cuando se suba esta entrada, estaré intentando sobrevivir al primer día de prácticas (¿qué sería yo sin las programaciones del blog?). Ay, qué nervios tengo, jajaja. 

Hace poquito leí el último libro que ha publicado la autora... Y no he podido resistir la tentación de empezar Ciclo de Dreaming Spires, la trilogía que precede a la de Helena Lennox. Seguro que muchos estáis deseando leer la reseña, así que no os hago esperar más :)



Sinopsis

Érase una vez en Irlanda...
Corren los primeros días de enero de 1903 y el profesor Quills, un hombre sabio y triste, vuelve a su casa de Oxford después de asistir a unas conferencias en Londres; Oliver Saunders, joven y tímido, trabaja en su pequeño cuarto de Balliol College, rodeado de diccionarios y novelas góticas; Lionel Lennox, amante de la buena vida y de las faldas ligeras, está en Egipto, a punto de profanar la tumba de una princesa para llevarse una joya de inestimable valor.
Poco tienen en común los tres amigos, excepto el interés por las nuevas ciencias que exploran el mundo del más allá, y muy pronto sus ganas de saber los llevarán a Irlanda, una tierra plagada de leyendas, donde las piedras tienen una historia que contar y el sonido de la lluvia se confunde con el llanto de las mujeres.

Ciclo de Dreaming Spires #1
579 pp. | Lumen | 2014


Atended bien a lo que os digo: el libro me atrapó desde el primer párrafo. Tiene un inicio tan misterioso, impactante y atrayente, que hace que queramos saber más y más hasta que ya no quedan más páginas. Y no solo eso, sino que desde el primer capítulo marca el tono paranormal que encontraremos a lo largo del libro.

Tu nombre después de la lluvia trata de cuatro amigos que se encargan de la publicación del periódico Dreaming Spires y que se centra en divulgar noticias que implican fantasmas, apariciones, y demás. No tienen mucha popularidad y, por eso, necesitan dar con una noticia que cause sensación y así atraer mucho más la atención. Alexander, experto en espiritismo, recibe un día una carta desde Irlanda, hablando de una muerte producida (que no anunciada) por una banshee y del miedo de los habitantes del pueblo: hasta ese momento, la criatura solo había anunciado la muerte de algún miembro de la familia a la que está atada. A este grupo de amigos tan peculiar, les falta tiempo para partir a Kilcurling para desentrañar el misterio. Y es que les pasa de todo allí, menos mal que cada uno pone lo mejor de sí y consiguen ir superando obstáculos hasta que, una noche, la banshee anuncia la muerte de uno de los habitantes del castillo...

Y hasta ahí os cuento.  El libro no tiene ningún desperdicio, os lo digo en serio, y los personajes están muy bien contruidos. Alexander, además de lo que os comenté antes, construye máquinas para detectar la presencia de espíritus e incluso ha dado alguna que otra conferencia sobre el tema. Es un hombre serio, sensato, y con un corazón muy grande. Lionel es un chico descarado, ligón, y con unas manos muy hábiles (no penséis mal, que ya sabemos que el chico es habilidoso para otros menesteres) para "hacer desaparecer" algún que otro objeto de excavaciones arqueológicas. Eso sí, cuando la situación lo requiere sabe poner los pies en la tierra aunque no deje de lado su característico sarcasmo. Oliver, ay, Oliver, este chico me ha robado el corazón. Es el típico estudioso al que le encantan los idiomas, todo lo que tenga que ver con lo paranormal y, además, escribe relatos góticos de vez en cuando. Otro que es un cacho pan. Por último, tenemos a August. Es médium, y la verdad es que no tiene demasiado protagonismo en comparación con los otros tres. Y claro, no puedo olvidarme de las O'Laorie. Rihannon es bastante estricta y desconfiada, algo lógico teniendo en cuenta todo por lo que ha pasado y está pasando su familia. Eso influye directamente en su hija, Ailish, a quien protege demasiado. La pobre Ailish tiene que aguantar lo que su madre le diga que haga, pero eso se acabó: es hora de vivir su vida. Tampoco puedo dejarme en el tintero a Margaret Stirling, una chica con mucha cara, que sabe lo que quiere y que no se deja vencer tan fácilmente. Fuerte, más lista que el hambre y, ¿por qué no? también con un ligero aura de misterio *ahí lo dejo*.

Me ha encantado que la autora haya incluido frases en gaélico, alimenta mi obsesión malsana por Outlander de forma indirecta, jajaja. Y hablando de ambientación, transcurre en su mayor parte en Irlanda, más concretamente en Maor Cladaich (donde viven las O'Laorie) y alrededores, aunque también hay partes que transcurren en Londres y en el Valle de las Reinas. Está claro que lo bien que se documenta la autora para escribir sus novelas es una marca clara de la calidad que nos vamos a encontrar, además que todo está escrito de una forma muy bonita y sencilla. En este aspecto, la narración en tercera persona me ha gustado mucho más que la primera persona que utiliza en La Ciudad de las Sombras. Me parece que así todo queda mucho mejor descrito y explicado, entramos en la mente de todos los personajes y no solo en la de la protagonista. Creo que por este detalle tan simple, Tu nombre después de la lluvia me ha gustado más que el otro.

La trama avanza despacio y no es hasta que llevamos unas tres cuartas partes del libro más o menos que todo se vuelve un caos y empieza la carrera contrarreloj. Y eso no significa que el libro se disfrute menos, porque vaya delicia, vaya delicia de descripciones, de ambientación y de personajes. Al final, las páginas se acaban pasando solas y cada capítulo que se acaba con mantiene en vilo y con el corazón en un puño.  De verdad lo que he sufrido con esa historia de amor que no os voy a revelar. Es tan tierna, tan pura, tan sincera que me derretía entera. Sí, Victoria Álvarez tiene la capacidad de hacer que en un capítulo muramos de amor y que al siguiente se nos acelere el corazón del repelús (vale, lo admito, soy una blandengue y me da miedito todo y eso que no es para tanto, jaja). También contamos con unos giros inesperados y otros que se ven venir (solo si sabemos ciertas cosas - obviamente spoilers).

El caso, que no sé a qué estáis esperando para darle una oportunidad a la autora. Os aconsejo que empecéis por esta trilogía y no por la de Helena Lennox. Primero, porque ya está completa, segundo, porque nos desvelamos quiénes son los padres de la prota y puede ser interesante descubrirlo a su debido tiempo.


Me muero de ganas de seguir con la trilogía, ¿vosotros la habéis leído? 

¡Un abrazo enorme!

Pd: Estad atentos a la entrada del viernes ;)

martes, 6 de febrero de 2018

Reflexiones e historias por contar | Mi libro

¡Hola errantes!

Estoy muy nerviosa porque solo faltan dos días para que presente mi libro D: Así que quería hablaros un poco de él porque los que soléis comentarme no sois de por aquí cerca y me da pena que os perdáis la presentación.

Así que, empecemos por el principio: ¿cómo surgió la idea? 

Realmente no surgió. Simplemente me levanté un día con un correo de Brisa del Sur diciendo que habían leído mi blog y que les gustaba lo que escribía. Imaginaos mi cara de pasmo porque claro, yo realmente no había subido ningún relato a parte de esa historia chorra que hice por el bookshelf color challenge y una reflexión (que he incluido en mi libro aunque con algunas modificaciones). No me lo creía, parecía demasiado fácil, demasiado idílico. Total, que le respondí a la editorial contándole un poco lo que suelo escribir junto con una selección de algunos relatos y el primer capítulo de una novela. Y me dijeron que sí, que estaban interesados en publicarme y que querían centrarse en los relatos. Entonces, empezó la odisea de recopilar relatos, reflexiones, e historias algo más largas que había escrito hasta el momento para ver si me daba el número de páginas que me pedían. Me quedé cerca, pero aun así tenía que trabajar el manuscrito. Me puse manos a la obra revisando todo lo que tenía escrito, ampliando lo que podía y creando historias nuevas.

Fue un mes intenso. Escribir se convirtió en una tarea más y, con un pelín de retraso, pude entregar el manuscrito. Entre una cosa y otra la publicación se ha retrasado hasta ahora, pero así también me ha dado tiempo a relajarme y a asimilar lo que se me viene encima. Y digo lo que se me viene encima porque tengo miedo de no estar a la altura, de que ni siquiera le guste a los más cercanos a mí. No sé, he plasmado cosas muy personales y supongo que darlos a conocer también me inquietan. Es muy raro que yo cuente realmente lo que me pase por la cabeza, bueno, esa era yo hace unos cuantos años, los años en los que escribí la mayor parte de los relatos del libro. Hubo una época en la que escribir era una vía de escape más, igual que lo era leer. En mis historias y mis fics, me daba aquello que me faltaba, lo que necesitaba. Me desahogaba y, en cierto modo, me daba una dosis extra de felicidad. También, esas historias me ayudaban a dormir. Sí, sí, puede parecer una tontería, pero resulta que siempre me ha costado mucho conciliar el sueño y al tener la mente ocupada en avanzar mis historias, al final me acababa quedando dormida sin darme cuenta. Al menos, hasta que llegó la época universitaria, cuando acababa tan cansada que la mente no me daba para más, jaja.



Lo que podéis esperar de mi libro es un batiburrillo de muchas cosas. Hay reflexiones personales, otras no tan personales, historias puramente ficticias y puede que alguna que otra chorrada que, si la leéis, vais a preguntaros si me di un golpe en la cabeza o algo xD Pensad que estas historias no estaban pensadas para ser publicadas. Eran historias que escribía para mí y que, si tenía suerte, en el futuro pensaba recopilar para hacer algo con un poco más de sentido. Me habría gustado que el libro tuviera algo de coherencia con respecto a cada relato, pero bueno quizás esto me lo guardo para la próxima vez (si es que cae esa breva, jeje) y he intentado que todas transmitan algo positivo aunque no siempre trate temas alegres. 

La fuente de inspiración de estas historias tampoco está en un solo sitio. Muchas de ellas las escribí a partir de una imagen que se me venía a la cabeza y que sentía la necesidad de dejar por escrito, de un sentimiento, o simplemente de una de estas ideas que se te presentan cuando estás a punto de dormirte y te hacen coger el móvil para escribir todo lo que se te ocurra para que no se te olvide nada. 

Cuando pueda, dejaré un enlace permanente a esta entrada a la izquierda del blog, más que nada porque estoy pendiente de que la editorial me pase un enlace para poder comprar el libro por internet (por si os interesa). Espero que no me aborrezcáis/odiéis mucho si hago spam del libro en las entradas  que vaya publicando a partir de ahora (de alguna forma tengo que vender, jajaja).

Y ya, por último, espero que disfrutéis mi libro si llega a vuestras manos ^^ Y si hacéis reseña (críticas constructivas, por favor), no dudéis en avisarme por aquí, twitter o por donde sea, que las leeré encantada :)

¿Os gustaría que hiciera un sorteo?

¡Un beso enorme!

Pd: Lo mismo edito esta entrada cuando tenga el enlace de compra o si me da por hacer una ficha en goodreads (me hace ilusión, ¿qué le hago? jaja).